¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto
×

Advertencia

JUser: :_load: No se puede cargar usuario con el ID: 848

Viernes, 27 Febrero 2015 10:16

Todo a mano… ¡en el cabezal de la cama!

Organizar el espacio del dormitorio de matrimonio no es fácil. Aún teniendo espacio, la cosa se puede poner complicada, sobre todo en el tema del almacenamiento. ¿Qué ponemos en cada sitio? ¿Qué nos hace falta al lado de la cama?

Hay que reconocer que todo aquello que guardamos cerca de la cama, disfruta de un lugar privilegiado. Suelen ser las cosas más íntimas y aquellas que necesitamos justo antes de irnos a dormir o nada más despertarnos.

Personalmente, me gusta tener cerca de la zona de descanso libros, una linterna, una libreta, un lápiz, el despertador, el mando de la tele, cosméticos varios y la ropa interior. A esta lista se puede añadir joyería, dispositivos electrónicos, perfumes, gafas… Vamos que, al final, el espacio puede resultar un problema si no queremos tenerlo todo amontonado (cosa que, particularmente, detesto).

Así que, si hay algo que me gusta especialmente en las novedades que presenta Muebles Mesegue, es la idea de aprovechar la profundidad del cabezal para almacenamiento. Así, los cajones no se sobrecargan y se pueden destinar más a ropa.

Se trata del cabezal P que, aprovechando su curvatura, integra una repisa iluminada donde se pueden apoyar libros, dispositivos móviles e incluso permite incluir enchufes. Además, el espacio que deja libre entre cabezal y pared también se aprovecha para habilitar una estantería semioculta muy útil que queda escondida a las miradas frontales del dormitorio.

Un caso similar encontramos en el cabezal M cuya profundidad posibilita añadir dos estanterías vistas decorativas y funcionales  en el propio frente del cabezal mientras que toda su parte superior sirve de repisa. Además, como el caso anterior, en los laterales y oculto de las miradas frontales, se habilitan nada más y nada menos que tres estanterías.

¿Quién dijo falta de espacio?

2 comentarios

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.